Usted está en : Portada : Policía Jueves 11 de septiembre de 2008

Protesta a lo Guatón Loyola culminó a combo limpio

Trabajador de la firma contratista de empresa de telefonía móvil fue detenido pues todo el mundo lo vio agredir a un vecino. Incluso, un edil porteño

anita collao

Los graves problemas que se están dando en los cerros de Valparaíso con la instalación de antenas celulares, en medio de barrios netamente residenciales, están llegando a los extremos de la violencia y así lo pudo constatar La Estrella, luego de asistir a una protesta más por este tema en el cerro Mariposa.

El conflicto se produjo cerca de las nueve de la mañana, cuando los vecinos de la calle Los Hornos se habían organizado a través de un comité que se creó por este tema para realizar una protesta pacífica.

Lo lamentable fue cuando uno de los trabajadores de la firma contratista de la empresa de telefonía móvil, responsable de la instalación de la antena en el sector, se salió de sus casillas y se fue directo a pegarle a una residente del sector.

LOS COMBOS

Tras esto, el vecino Alfredo Lorca se metió encima de los dos a defender a la señora y recibió un gran golpe en el rostro por parte del trabajador.

Así las cosas, todos los vecinos se unieron y se tiraron contra el agresor llamando a Carabineros.

Entre quienes llegaron justo cuando estaba el problema figuró el concejal porteño Jorge Castro y Luis Soto, candidato a concejal, quienes metieron la cuchara, tratando de evitar más violencia.

Por su parte, el trabajador regresó al lugar de la obra.

María Angélica González, presidenta del Comité Antiantena que se creó por esta situación, explicó que "¡esto es el colmo! No es posible que aparte del grave problema que nos están provocando con la instalación de esta antena, también vengan este tipo de sujetos a agredir a nuestro vecindario. Alfredo Lorca, nuestro vecino agredido, tiene platino en la cabeza y este golpe le puede traer terribles consecuencias".

Seguidamente, llegó personal de Carabineros, escuchó los relatos de los presentes e ingresó al sector de las faenas, donde se habló con el trabajador involucrado en este lamentable hecho. Como conclusión, fue detenido por cuanto, efectivamente, todo puede llegar a extremos, pero el tema de la agresividad física es impresentable en cualquier orden de cosas, más aún, cuando se trata de un problema entre los vecinos y la empresa responsable de la antena. "Lo más triste es que han venido autoridades de Gobierno y hasta el Subsecretario de Telecomunicaciones a Valparaíso y, aún así, se siguen instalando antenas en la comuna", dijo el concejal Castro